Cómo motivar a nuestros estudiantes de ELE.

El papel del profesor

Hay un proverbio de la filosofía oriental que dice:

“Cuando el alumno está listo, el profesor aparece”.

La frase refleja una cierta actitud ante la vida, al igual que la capacidad de crear nuestro propio destino. Y pone también en perspectiva nuestra labor como profesores al tiempo que nos atribuye la misión de dar a nuestros alumnos aquello que necesitan.

Desde este contexto, es fácil enseñar porque los alumnos tienen una clara voluntad de aprender. He podido comprobar por mi experiencia cómo la motivación tiene un efecto directamente proporcional en el aprendizaje. Y me atrevería a decir que es exponencial. He visto a algunos alumnos alcanzar un nivel intermedio alto de la lengua en poco más de un año, lo que tiene mucho mérito  y se debe, sin duda, a su esfuerzo y dedicación.

Cuando los alumnos tienen un “enganche” con la lengua -sea por el motivo que sea- , hay que tener en cuenta que el aprendizaje tendrá lugar de manera bastante autónoma, con menor esfuerzo aparente por su parte, y que avanzarán a ritmo de crucero. En estos casos, nuestra labor como profesor consistirá en observarles y en asistirles en todo cuanto necesiten.

Las clases particulares representan una oportunidad inmejorable para aumentar el ritmo y avanzar en todas las competencias de la lengua: podemos proporcionarles textos de lectura más complejos con gramática y vocabulario de mayor nivel, animarles a escribir composiciones más largas, e incorporar audios y videos de su nivel. Si se trata de un grupo, dichos alumnos nos pueden servir de referencia para explicar nuevos contenidos y establecer interacciones con un mayor grado de dificultad.

También es labor nuestra conseguir que este período de “gracia”, -podemos decir- se mantenga el mayor tiempo posible.

Hay alumnos que son exigentes consigo mismos y que desean aprender muy rápidamente, lo que a veces puede provocar, en el caso de los niveles intermedios, una cierta desmotivación. En nuestra mano está el hacerles comprender la imposibilidad de avanzar al mismo ritmo de antes ¿no les parece?

Consulta otros artículos sobre la enseñanza del español

Las ideas y opiniones aquí expresadas pertenecen al autor. No se pueden copiar ni reproducir sin su consentimiento y son la base de un material que se publicará con posterioridad.

 

Autor: Fernando Ruiz

Fernando Ruiz López es licenciado en derecho y profesor de español. Lleva dedicado a la enseñanza de idiomas más de veinte años. Ha trabajado en el Instituto Español de Montreal y en el E.M.S.B. dentro del programa PELO. En 2012 fundó Espagnol por favor, escuela dedicada a la enseñanza de adultos. Ha organizado junto a la Librería las Américas conferencias sobre Julio Cortázar, García Márquez y Cervantes. Su apuesta educativa se basa en la motivación y relación con sus alumnos y el entusiasmo en transmitir la lengua y cultura españolas. Igualmente su implicación social se ha plasmado en la promoción de los objetivos de desarrollo sostenible a través de diversas organizaciones, en particular con Social Business à Montreal y la campaña 3MINMAX relativa al cambio climático