Un reto: Antagonía de Luis Goytisolo (1112 páginas)

Antagonía de Luis Goytisolo:

 
 

                                    «Un clásico consolidado y una novela rompedora a la vez”

 

El  14 de diciembre del 2012 apareció en The Times Literary Supplement una reseña de dos páginas y media de Antagonía, la monumental tetralogía de Luis Goytisolo publicada en 2012 por Anagrama por primera vez en un solo volumen. Ya considerada por la crítica española una de las cumbres de la literatura del siglo XX, ahora su importancia trasciende los confines nacionales con esta estupenda reseña del TLS, de la que reproducimos unos extractos.

«Un clásico consolidado y una novela rompedora a la vez, Antagonía es la obra que podría finalmente proporcionar a este importante novelista la fama que se merece… Aunque autobiográfica en numerosos detalles, es al mismo tiempo una esplendorosamente ingeniosa obra de ficción. (

Más de treinta años de experimentalismo posmoderno en el campo de la ficción han propiciado que los lectores puedan entrar en este texto aunque constituya un desafío. Lograr esto sin que el proyecto de Luis Goytisolo deje de ser apabullante es una señal de la talla artística de la tetralogía. (…)

Dante Alighieri brinda a Goytisolo la inspiración para una construcción literaria que no sólo es a la vez vasta y lapidaria, elaborada en su arquitectura y exquisita en sus detalles, sino que, más importante aún, le ha proporcionado un paradigma para el tipo de trabajo que hace justicia tanto a la integridad de la conciencia individual como a la infinidad de experiencias e influencias que conforman su universo. (…)

Con todo su ingenio y humor, Goytisolo tiene la “gran seriedad” de las sagas victorianas, y el deseo de los novelistas del siglo XIX de trazar las fuentes del yo. Con un convencimiento romántico de la centralidad del arte, es profundamente intransigente en su estética y despreocupado por el esfuerzo y el tiempo que exige a su lector. Leer Antagonía es, en el mundo real, casi imposible porque requiere un enorme compromiso intelectual –por no decir que necesitaríamos un mes o más sin acudir al trabajo. Sin embargo la recompensa es inmensa: una novela que es una infinitamente estimulante catedral gótica, un mundo donde perderse –con sorpresa, conmoción, diversión y perplejidad– durante semanas enteras.»

(Michael Kerrigan, The Times Literary Supplement)

Vía Anagrama Ed.