Las Arterias de don Fernando, de Gloria Macher

Las Arterias de don Fernando, novela presentada en el Centro Cultural de la Universidad Católica del Perú en junio de este año 2013, es la primera obra literaria publicada de Gloria Macher. Sus críticos manifiestan que ha logrado lo que muchos escritores consagrados no pueden conseguir, que es cautivar de principio a fin.

Sabemos por la escritora que el nacimiento de las arterias de don Fernando sucedió unos años atrás cuando comienza a desarrollar varios personajes en una serie de cuentos cortos. 

Hace dos años decidió juntarlos, se conocieron, unos se quisieron, otros se odiaron, y al final todos se encontraron en una misma historia.

Las arterias de don Fernando trata sobre los límites del poder del dinero y la liberación del individuo. 

El personaje principal, Efraín González Cajacay, un tipo maquiavélico, excéntrico pero inolvidable, es un huaracino de orígenes muy humilde que consigue alcanzar un poder fabuloso en la industria cementera del Perú y del mundo. Lo consigue no solo porque las arterias de don Fernando le dan los fondos financieros necesarios sino, sobretodo, porque es un tipo sumamente brillante y aprende rápidamente a navegar entre las normas, las contradicciones, los prejuicios raciales y sociales impuestos por la sociedad que lo rodea y, con una inteligencia magistral, consigue rápidamente infiltrase y manipular las altas esferas sociales del Perú y lanzarse a conquistar el mundo.

Escrita en un lenguaje coloquial, los temas de tenor altamente filosófico y críticos de las disparidades sociales son tratados de manera autentica, con candor e ironía. 

 La ficción aparece mezclada con la realidad de manera sutil y envuelta de un humor deleitable. Aunque la historia ambientada en los años setenta y ochenta se sitúa en el Perú, los problemas del racismo, integración social y la ambición desmesurada son universales. El tratamiento de éstos en la novela nos incita a reflexionar sobre diferentes problemáticas sociales y la condición humana en nuestras propias sociedades.

La novela crea un puente de solidaridad y reconocimiento entre las diferentes sociedades en el mundo de hoy. 

La ambición desmesurada de Efraín nos permite cuestionarnos sobre la busca de felicidad dentro de la sociedad de consumo en la que vivimos, dentro de este exceso de bienes que nos rodea y la efímera satisfacción puntual que nos da este consumo. 

Efraín, una mezcla de Hamlet y Dorian Gray pero con sabor peruano, nos hace ver que nuestra felicidad no depende de lo que tenemos, de lo que consumimos, de los títulos que acumulamos pero de lo que somos, de lo que somos moralmente y espiritualmente.

Leer a Gloria Macher es incursionar en problemáticas intensas y serias pero manteniendo siempre la sonrisa y dejándonos continuamente al tanto del próximo acto innoble de su personaje Efraín, proveniente de la imaginación de esta escritora sumamente auténtica y creativa.

Un libro inolvidable.

Gloria Macher nació en Perú y reside en Montreal desde hace 30 años.

 Entrevista a Gloria Macher en el blog de Elga Reátegui:
http://elgareategui.blogspot.com.es/2013/08/gloria-macher-giramos-como-trompos-para.html