CRÓNICA: La pasión según Carmela – Marco Aguinis

LA PASIÓN SEGÚN CARMELA

MARCO AGUINIS
Sudamericana 2008

Argentina

BIOGRAFÍA:


Escritor argentino nacido en Córdoba en 1935. Doctor en Medicina, en 1963 publicó su primer libro y, desde entonces, ha publicado novelas, libros de ensayos, libros de cuentos y biografías que generan entusiasmo y polémica. Ha escrito en diarios y revistas de América latina, Estados Unidos y Europa. Cuando se restableció la democracia en la Argentina en diciembre de 1983, fue designado subsecretario y luego secretario de Cultura de la Nación. Ha recibido entre otros el Premio Planeta y fue designado Caballero de las Letras y las Artes Francesas. La literatura de Marcos Aguinis tiene un carácter profético en el sentido de que critica los errores y denuncia las injusticias del pasado y del presente, a fin de prevenir tragedias futuras.

El poder de la palabra.

Refugiados. Crónica de un palestino (1969)
La cruz invertida (1970), Cantata de los diablos (1972)
La conspiración de los idiotas (1978)
Profanación del amor (1989),
La gesta del marrano (1991)
La matriz del infierno (1997)
La pasión según Carmela (2008)

TRAMA:

La acción se sitúa en Cuba en los inicios de la revolución y se desarrollará a lo largo de los 10 o 12 primeros años de la misma. Carmela, joven estudiante de medicina perteneciente a una importante familia de la burguesía habanera, decide dejarlo todo para sumarse a las filas de los sublevados. Asqueada de la vida monótona y vacía que su reciente matrimonio parece imponerle, de la autoridad familiar, de la hipocresía y prejuicios propios de su clase, y consciente de la gran injusticia y las desigualdades que operan en el seno de la sociedad cubana, siente que su adhesión a las fuerzas levantiscas es su forma de contribuir a la construcción de una nueva Cuba equitativa e igualitaria.

La pasión de Carmela es doble: por un lado está el amor por Ignacio, otro joven idealista como ella, economista de formación y profundamente embebido de las doctrinas de los grandes ideólogos del comunismo (que queda relegado un muy segundo plano); por otro, y sobre todo, el aferramiento a sus ideas, a las que se mantendrá fiel a pesar de la desviación de los principios revolucionarios y de los numerosos reveses personales que su proximidad a Huber Matos le acabará acarreando. La caída en desgracia de su hermano Lucas, de Huber Matos, y otros compañeros revolucionarios, los fusilamientos sumarios, los programas de reeducación (ella misma participa en la recogida de algodón, de caña, la frustrada plantación de café), el acercamiento al modelo comunista ruso, y muchos otros signos, no parece ser suficiente para desmentir su fe en Castro y en la figura de padre de la patria que ella misma ha llegado a elaborar.

La segunda parte del libro se convierte en una interesante crónica de la revolución hecha desde dentro gracias a la privilegiada situación de Carmela, que participará en importantes acciones armadas, será nombrada cronista personal de Huber Matos y más tarde trabajará en el Ministerio de Asuntos Exteriores como jefa de agitación y propaganda. Personajes reales como Fidel Castro y su hermano Raul, Camilo Cienfuegos, Huber Matos, Raúl Roa y otros, desfilan en estas páginas que se convierten en un instrumento fácil para comprender el proceso revolucionario y la trayectoria del mismo hasta el momento en que la evidencia se impone y que numerosos disidentes comienzan a escapar de la isla.

En este libro, Marco Agunis, gran defensor de las libertades, da rienda suelta a lo que debió ser su entusiasmo por un movimiento que partió de principios elevados surgidos del pueblo para acabar derivando en la particular visión y afanes de grandeza de un solo individuo y de sus principales acólitos. Carmela es la excusa, y el balcón a partir del cual nos hace asistir a una de las más importantes aventuras de los tiempos modernos.